miércoles, 23 de abril de 2008

RECLAMO EN ROSITA POR INUTILIDAD MILLONARIA.

Inutilidad de millonaria planta instalada para ese fin desespera a ciudadanía
Reclaman agua potable en RositaMoises Centeno


Pobladores de Rosita reclaman a Enacal porque no les lleva agua potable.


LAS MINAS, RAAN. Impaciente y molesta con sus autoridades locales se encuentra la ciudadanía de Rosita, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, porque hasta ahora no han sido capaces de poner a funcionar el anhelado proyecto de agua tratada, que construyera como obra mejorada el Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, y que entregó a la alcaldía en el año 2005.Una vez más, y aprovechando el primer cabildo del año celebrado el fin de semana último, sus pobladores reclamaron la falta de agua potable en la ciudad, y de forma vehemente exigieron el funcionamiento del servicio de agua para el consumo humano.Pobladores como Wilfredo Campbell López, un maestro de obra de la construcción en la localidad, expresó sentirse avergonzado con miles de visitantes multiétnicos, que recién estuvieron en la ciudad, disfrutando del evento deportivo denominado Serie de Béisbol del Atlántico, porque buscaron agua y no encontraron en el lugar.Campbell aseguró que se tuvo que recurrir a los ríos contaminados para que los atletas y visitantes pudieran tomar agua y asearse.
Niñez la más afectada En iguales términos se pronunció el lugareño Rolando Ruiz Castillo, al afirmar que la ciudadanía de Rosita, sobre todo la niñez, es la más sufrida al carecer de un eficiente servicio de agua potable.Asegura que en el pueblo sólo hay agua cuando es la época de invierno, después regresa la crisis y la angustia.“Es una lástima que se haya invertido una millonaria cantidad de córdobas en el proyecto de agua potable y tres años después se encuentre abandonado por falta de voluntad y sensibilidad”, acotó el poblador.Ambos ciudadanos preguntaron al Concejo de Rosita sobre las causas por las cuales no se pone a funcionar el sistema de succión, filtración, almacenamiento y distribución de agua tratada, cuyo costo supera los once millones de córdobas.
Alcalde acusa a Rosita El alcalde de Rosita, José Iglesias Ramírez, dijo que inicialmente fue por falta de coordinación con funcionarios de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, ya que este ente del Estado es el que tiene bajo su responsabilidad la red de distribución.Aunque también justificó el costo de operación, que estima en poco más de 70 mil córdobas mensuales.Iglesias manifestó que esos inconvenientes han sido superados, luego que en una sesión extraordinaria del Concejo, celebrada el mes pasado, exactamente el 15 de marzo, por unanimidad decidió entregar por un año las operaciones y administración del proyecto de agua a Enacal de la localidad.
Enacal: “Revisaremos instalaciones” Miguel Martínez, responsable de Enacal en Rosita, aseguró que un equipo de técnicos de Enacal central llegará a Rosita la próxima semana, con el propósito de revisar, darle mantenimiento y tratar de poner en funcionamiento el proyecto de agua potable.Rosita es la única ciudad en Las Minas donde Enacal tiene presencia, pero el servicio es inexistente. Unas siete mil viviendas y poco más de diez mil familias en esta ciudad esperan con ansias el abastecimiento de agua a través de las redes domiciliares y públicas.