jueves, 16 de octubre de 2008

BLUEFIELDS: VIEJOS RECUERDOS Y AMIGOS(AS) QUE VIVEN EN ESTA LOCALIDAD PORTUARIA.




A partir del 16 de Septiembre del 2008 empecé una gira de trabajo por las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica de Nicaragua, iniciando mis tareas en esa hermosa y pintoresca ciudad caribeña: Bluefields. Siempre que tengo la oportunidad de estar en esta bella ciudad, me vienen recuerdos de todo tipo, incluyendo hasta la embestida del huracán Fifí que nos asustó en 1972, sobretodo porque estábamos aún chavalos terminando nuestro bachillerato en el Cristóbal Colón-La Salle de la localidad. A propósito, nuestra promoción de 1972 fue la última que se realizó en el original y antiguo Colón de Bluefields; ese hermoso edificio de dos pisos ahora está convertido en una gran mole de concreto y allí se encuentra la sede principal del Gobierno Autónomo de la RAAS.

En mi primer año (1971) como alumno del Colón-Bluefields, me recuerdo que estuve hospedado todo el año en el Hospedaje de Doña Erika Jackson, quien junto con su esposo, Eddy Jackson (q.e.p.d.), nos atendió a las mil maravillas con la ayuda de su querida madre. En esta ocasión compartimos cuarto con Vicente Chavarría (hoy médico especialista radicado en USA); lamentablemente en 1972 tuvimos que buscar un nuevo hospedaje, pues la familia Jackson se trasladó a su nueva casa y, lógicamente, la misma no estaba diseñada para hospedar clientes. Siempre recordamos y le agradecemos mucho a Doña Erika y Don Eddy. En 1972, junto con Conchín (Manuel Siu de Siuna) pasamos a hospedarnos en casa de Doña Mercedes Malespín (hermana del famoso músico Pito Pilo) y allí nos aguantó nuestras “travesuras” hasta que nos graduamos ese mismo año. Cabe mencionar que, en esta misma casa se hospedó anteriormente nuestro amigo (q.e.p.d.) Rafael Mercado de Bonanza. De los amigos que se graduaron conmigo, me cuentan que en Bluefields sólo está Reynaldo Domínguez; los demás viven en otras partes de Nicaragua o en el extranjero.

Pero, los recuerdos más gratos que tengo en cuanto a la fineza de estas nobles señoras, son los que me brindó Mrs. Lionie Gayri, pues en su casa nos manteníamos en nuestros ratos libres con Vicente Chavarría y Roberto Neira (ambos eran de Bonanza). Mrs. Lionie nos quiso como una segunda madre y así la llamábamos nosotros (“My second mother”); ella fue la que me llevó en mi promoción, pues mi madre no pudo viajar desde Siuna hasta Bluelfields. Mrs. Lionie en su juventud fue una de las mejores cantantes que tuvo Bluefields, de tal forma que su hija, Mrs. Maureen, fue una de las grandes cantantes nacionales que se presentaban en los mejores lugares de Managua, al lado del Sr. Watson y Charlie Robb. Su otra hija, Mrs. Eleonore, no había otra igual, pues era tan buena a la cocina que cuando nos invitaba a comer, deseábamos no salir de la casa para que nos repitiera la “invitación”. Mrs. Lionie y Mrs. Eleonore ahora están fallecidas, y siempre paso saludando a Mrs. Maureen; pero en esta ocasión encontré la puerta principal de la casa cerrada y no la pude ver; posiblemente se encontraba en su iglesia.

De nuestros profesores, pude ver de largo a José López (Contabilidad y Mecanografía); no pude darme cuenta de sus hermanos que también nos dieron clases, Francisco (Español) y Juan de la Cruz (Física); Wayne Hodgson (matemáticas) dicen que está vivo e igualmente Adolfo Springer (Geografía) y Sebastián Jackson (Cálculo Mercantil), dicen que ellos viven en el extranjero; el resto de profesores ya ha fallecido: Carlos Ramírez “Cocó” (Historia), Hno. Dennis (Dumbo-Matemáticas), Hno. José López (El Cubano-Literatura) y Lindolfo Campbell (Inglés). Aunque no nos dio clases, es bueno mencionar que uno de los viejos profesores del Colón, William Schwartz, vive todavía en Bluefields, ahora se ha convertido en uno de los líderes políticos fuertes de la región RAAS.

Igual que Puerto Cabezas (Bilwi), Bluefields ha crecido enormemente. La cantidad de barrios se ha cuadruplicado y las distancias ahora son larguísimas entre uno y otro barrio. El mercado municipal no ha cambiado mucho; el Palacio Municipal sigue casi igual que en los años setenta; las calles de la parte central parecieran que fueran las mismas, es decir, no han sido reconstruidas en su mayor parte; el Cine Variedades está descuidado y ahora funciona allí un ring de boxeo improvisado; el otro cine (Los Ángeles), parece que ahora lo han convertido en un hotel; el muelle municipal sigue igual que a comienzos de los años noventa; el Cuerpo de Bomberos sigue en el mismo lugar, la Iglesia y el Colegio Moravo también; el aeropuerto viejo desapareció, en esos terrenos se levantaron nuevos caseríos urbanos. La catedral (Iglesia Católica) se mantiene igual y en buenas condiciones, igualmente el Vicariato; donde fue el Colegio San José se ve que está descuidado. El Estadio Municipal ahora está mejor, pues se ha reforzado con concreto; en nuestros tiempos todo el estadio era de madera.

En Bluefields tuve la oportunidad de conocer a grandes deportistas blufileños. En béisbol: entre otros, Douglas Moody, Peter Joseph, Omeir-Bubú, Daniel Boudier y su hermano que era pitcher, David Hodgson, Wayne Hodgson (compañero de estudios), Fernando Hodgson, Steve Brautigham, Wilson-Jack Palance, etc. En baloncesto pude conocer a Clinton Miller, Vicky Miller, David Taylor, Roger Hodgson (“Rayá”), Aldrick Omeir (“Putá”), Kurt Brautigham, los hermanos Domínguez, entre otros. Bueno…también pude conocer a algunos personajes populares de Bluefields de aquel entonces y que han quedado como íconos blufileños: La Puná, La Siete Picos, Pito Pilo, Los Siete Calientes, Los Bárbaros del Ritmo, Mr. Colson y un afrocaribeño famoso que con sus pies descalzos quebraba botellas de vidrio hasta hacerlas quedar en pedacitos finos de vidrio.

Una de las novedades que debemos mencionar es la incorporación de El Bluff al sistema eléctrico nacional; desde largo se ve la gran fila de postes pintados de blanco y rojo, que van desde Bluefields cruzando la bahía, hasta llegar a El Bluff. A propósito, en El Bluff encontramos a una familia siuneña, me refiero a Doña Rosita González y sus hijos (Joselino Hislop y Edgar Hislop-Leche Klim a quien no pude ver); esta recordada señora ya está bien ancianita, puede tener unos 85 años de edad; ella fue una de las mejores amigas que tuvo Doña Berthita Bustamante en Siuna. Allí mismo encontramos a una hija de Manuel Hislop (Bolitas-q.e.p.d.) de Siuna, que trabaja como maestra en la Escuela de El Bluff. Otros siuneños que viven en Bluefields son: Amilcar Montano, Francisco López (hermano de Pedro y Pastor López), Antonio Polanco (de los Polanco de Campo Viejo de Siuna), uno de los Carrasco de La Arenera-Siuna, José Luis Saballos y su esposa (la morenita que trabajó con Niña Nena en Siuna). Es posible que en Bluefields se encuentren viviendo otros mineros, pero no nos dio tiempo de indagarnos al respecto.

Esta gira de trabajo me hizo recordar todos esos tiempos que vivimos, todos esos amigos(as) de entonces, unos viven, otros han muerto. Lo importante es que todavía esos recuerdos nos alimentan el alma y nos fortalecen el espíritu. Parece mentira, pero recordar es volver a vivir, es llenarse de alegría.

¡¡ SALUDOS PARA TODOS MIS AMIGOS(AS) BLUFILEÑOS Y NUESTRO SINCERO AGRADECIMIENTO A NUESTROS MAESTROS Y TUTORAS !!

1 comentario:

DIRECTOR-COORDINADOR: Alfonso Antonio Navarrete Centeno. dijo...

ENMIENDA:
En el párrafo dedicado a los deportistas blufileños tuve un error: en vez de "David Taylor", léase "Jaime Taylor". Gracias.