miércoles, 9 de abril de 2008

ESTADIO NACIONAL DE MANAGUA.

Opinan deportistas y arquitectos

Estadio puede y debe mantenerse, y en uso

*** Derrumbando mitos sobre activaciones de fallas y daños estructurales
*** Si se derrumba o se cerca, nos quedamos sin estadio porque no hay recursos para construir otro
*** Valiosas recomendaciones para reforzarlo y remozarlo


Foto
ÓSCAR SÁNCHEZ / END.- El Estadio tiene salvación, señala el arquitecto Alfredo Osorio Peters.

III entrega y final
Destinar al Estadio Nacional como un Museo del Deporte en Nicaragua sería para el historiador del equipo Bóer, señor Julio César Miranda Aguilar, el fin idóneo, si los estudios que realizará la comisión de técnicos del Instituto Nacional de Deportes (IND) determina que no pueden continuarse dando en el sitio encuentros deportivos.

“Si no se puede continuar usando, para mí sería un grave error que se demoliera, porque es una estructura que ha acompañado la historia contemporánea de Nicaragua, es un referente social y cultural de los nicaragüenses, si hablamos de béisbol en el país no podemos obviar el estadio”, afirmo el señor Miranda Aguilar.

Para otros como el señor Ramiro Arnoldo Solórzano Villalta, “Fonguito”, el doctor Danilo Aguirre Solís y el cronista deportivo Edgard Tijerino Mantilla, lo idóneo sería rehabilitarlo para que se continúe jugando béisbol.

“Si mandan a tumbar ese estadio… ¿dónde se jugara béisbol en Managua?, nos vamos a quedar sin un Estadio Nacional porque no hay dinero, ni habrá en medio de tantas necesidades, para el deporte rey de los nicaragüenses”, expresó Fonguito.

Bases fuertes

El doctor Aguirre Solís declaró que las bases del Estadio Nacional son sumamente fuertes, y que posee la particularidad de ser un óvalo con pretensiones olímpicas.

“No teníamos en 1948 instalaciones deportivas para todas las disciplinas, de allí que el estadio tenga esa forma, y es lamentable decirlo, pero a 60 años tampoco tenemos otra instalación, de forma que no es lo viable que se mande a demoler el estadio”, afirmó el doctor Aguirre Solís.

Por su parte, el cronista deportivo Edgard Tijerino Mantilla opina que la rehabilitación del Estadio, a fin de que se garantice la seguridad de los fanáticos, es lo mejor.

“Para mí sería bueno que cambiaran el material de las torres, que son muy pesadas, y reforzar las estructuras para que se pueda seguir jugando, porque lo hemos usado 40 años con riesgo, y ya rehabilitado podríamos usarlo de forma segura por mucho tiempo más”, expreso el cronista Tijerino Mantilla.

Un experto informa: “Tiene salvación”

El arquitecto Alfredo Osorio Peters, con más de cincuenta años de experiencia en su profesión, manifiesta que el Estadio Nacional tiene salvación, y que no podemos darnos el lujo de demoler una estructura diseñada y planeada por dos de los más importantes ingenieros de la historia de Nicaragua: Roberto Lacayo Fiallos y Julio Cardenal.

“Países ricos como Alemania han remodelado sus estadios, ¿por qué no podemos hacerlo nosotros? Nuestro estadio tiene daños, indudablemente, soportó un terremoto y otros pequeños terremotos que se han dado a través de los años, pero no es fácil decir así que hay que demolerlo para hacer otro nuevo”, expresó el arquitecto.

También el arquitecto señaló que la cantidad de 25 millones de dólares --sugerida por Marlon Torres Aragón, Director del Instituto Nacional de Deportes (IND)-- para un nuevo estadio no es nada, porque el costo por asiento de un estadio moderno y sin las extravagancias que poseen los mejores estadios del mundo, es de 700 dólares.

“Un estadio con 25 mil plazas costaría por lo menos cien millones de dólares que no tenemos, lo que se debe hacer es reforzarlo, repararlo, porque no hay ningún geólogo en el mundo que pueda decir cuándo una falla puede actuar, porque una falla puede pasar cinco, diez, treinta, 500 o mil años sin actuar, por ejemplo, Panamá fue destruido por un terremoto en los 1,500 y no ha vuelto a haber un terremoto”, explicó el arquitecto.

Equipo de alta tecnología

Decir que las fundaciones están dañadas es algo que no se puede decir sino demostrar, comentó el arquitecto Osorio Peters, porque esto se debe determinar con unos equipos especiales de Rayos X como los traídos por los técnicos que evaluaron las fundaciones de la Catedral Vieja.

“Los técnicos mexicanos determinaron con sus equipos y estudios que las fundaciones de la Catedral están en excelentes condiciones, y la Catedral es más vieja que el Estadio, por tanto habrá que evaluar muy bien eso. Los diseños de las estructuras fueron dibujados personalmente por los ingenieros Roberto Lacayo Fiallos y Julio Cardenal, yo tuve la oportunidad de ver esos planos que ahora ya no existen, y sé que las estructuras del estadio son excelentes”, afirmó.

A la vez, el arquitecto afirmó que el Estadio tiene muchas cualidades que se pueden usar para repararlo y remodelarlo, la primera es que tiene una muy buena orientación, la segunda es que tiene accesibilidad para las personas y la tercera sus torres.

“Las estructuras de las torres de iluminación son magníficas, habría que sustituir las conexiones dañadas, y con un anillo de compresión en la parte superior pueden sostenerse entre ellas mismas y podrían ayudar a proveer al estadio de un techo liviano que sería algo extraordinario, esa es una ventaja que no tienen los estadios del mundo para iluminar y techar a la vez”, dijo el arquitecto.

La causa de accidentes

Para concluir, el arquitecto Osorio Peters enfatizó que si bien los estudios toman varios meses, la actividad en el Estadio no se debería interrumpir. Para empezar, se puede solucionar el problema de la evacuación proveyendo de vomitorios al Estadio para que las personas puedan desalojar el local.

“La carencia de salidas es lo que ha provocado más muertes dentro de los estadios en el mundo entero, las estampidas matan más que los terremotos, y ese es el primer asunto a solucionar, los demás se pueden trabajar poco a poco, a menos que el estudio determine que no se puede usar, entonces podría usarse la estructura actual como una sub estructura”, sugirió.

Para concluir, el arquitecto Osorio Peters señaló que no se debe permitir que al Estadio se le ponga un cerco, porque con eso se le estaría condenado a muerte. ”Si le ponen un cerco, nos quedamos sin él, y no hay dinero para uno nuevo, de forma que todos los nicaragüenses tenemos responsabilidad de evitar que se destruya, yo puedo revisarlo, rediseñarlo y reestructurarlo, debemos tomar experiencias pasadas y no permitir que ocurran de nuevo cercos que nos impidan mejorar la destrucción”.